InicioQuiénes somosQué hacemosNecesidadesDonadoresContáctanos

Pastoral Social

Artículos: (da clic en el número para leer el artículo)

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22

¿Te interesa conocer pequeños mensajes de la Doctrina Social de la Iglesia?

1.- La Iglesia, ¿De donde viene?; ¿A qué parte de la vida se aplica?; ¿Qué nos dice el evangelio que Jesucristo nos dejó?; ¿Cómo hacer vida estas enseñanzas?; ¿Cómo convivir en la sociedad donde nos movemos?; ¿Qué principios nos da?; ¿Qué criterios de acción?; ¿Cómo discernir los signos de los tiempos?; etc.

2.- Iremos viendo poco a poquito todo esto que la Iglesia nos da, e iremos descubriendo el camino que Dios nos marca para tener una vida más tranquila y conforme al plan que Dios tiene para nosotros.

3.- La Doctrina Social de la Iglesia parte del hecho que el hombre es un ser social y que hay numerosos problemas que lo agobian: carencias materiales, violencia, corrupción, destrucción del ambiente, conflictos políticos, desigualdades económica y sociales, que hay un deterioro moral y pérdida del sentido de la vida, necesitamos que el cristiano dé testimonio con su misma vida de que tenemos el verdadero sentido para vivir y vivir bien, hoy se quiere que la paz, la justicia y el amor al prójimo sea una realidad; pues bien, la Iglesia responde a todas esas aspiraciones con la enseñanza fecunda de su Doctrina Social.

4.- La Doctrina Social en nuestros días es inseparable de la visión cristiana de la vida y necesita no sólo ser conocida; sino llevada audazmente a la práctica en la forma que las circunstancias lo reclamen.

5.- El evangelio de Jesucristo debe aplicarse en nuestra realidad histórica concreta, nuestra conducta social, es parte integrante de nuestro seguimiento de Cristo y tenemos muchos documentos del Magisterio de la Iglesia que lo expresan así.

6.- La Doctrina Social tiene también el valor de un instrumento de evangelización, porque pone en relación a la persona humana y a la sociedad con la luz del evangelio y lo ve como un ser trascendente en todas las dimensiones de su vida, incluida la que se refiere a los ámbitos sociales, económicos y políticos, lleva a su plenitud el significado de “FAMILIA” que, fundada en el matrimonio entre un hombre y una mujer, constituye la célula primera y vital de la sociedad.

7.- La Doctrina Social de la Iglesia ilumina la dignidad del trabajo que en cuanto actividad del hombre, destinada a su realización, tiene prioridad sobre el capital y constituye un título de participación en los frutos que produce. Resalta la importancia de los valores morales, fundados en la ley natural escrita en la conciencia de cada ser humano, que por ello está obligado a reconocerla y respetarla.

CÁPSULA II

INTRODUCCIÓN

Desde el Antiguo Testamento, existe una preocupación por la convivencia entre los individuos y entre las naciones; y en el Pueblo elegido se manifiesta totalmente en las Sagradas Escrituras, tomando como base la dignidad de la persona humana y la cercanía hacia Dios como su Pueblo. En el Nuevo Testamento, se proyecta en la misma Iglesia, fundamentada en las enseñanzas de Jesús que nos insiste en la dignidad humana como hijos de Dios y redimidos por Él; y en el cuidado pastoral.

Siguiendo las enseñanzas de Jesucristo, del amor hacia los demás; se necesita tomar como base la justicia; la Iglesia sigue ese acompañamiento hacia el género humano para que se viva en fraternidad y en paz, siguiendo por este camino hasta llegar a la patria celestial.

La Doctrina Social de la Iglesia, se ha ido desarrollando ante situaciones de injusticia entre los hombres, situaciones de incomprensión, destrucción de unos a otros, falta de solidaridad, y ante muchas otras que se apartan del camino de Dios, ella no presenta verdades de fe: sino exigencias éticas y morales para el comportamiento del hombre cristiano.

Ofrece propuestas de acción hacia la conciencia humana, o desde la ética y los valores humanos y cristianos, no es una filosofía o ideología política, no son experiencias de un programa técnico, son enseñanzas basadas en la verdad objetiva hacia el hombre y en su trascendencia espiritual, pues el hombre no vive solamente para este mundo; sino que debe llegar a su Creador y vivir con Él una vida de plenitud, que tiene comienzo en este mundo.

Nuestras pequeñas cláusulas de Doctrina Social de la Iglesia, van encaminadas a conocer un poco esta Doctrina, y que veamos qué tan paralela o divergente va nuestra vida por el camino hacia Jesús, que es “camino, verdad y vida “. Estimular la adopción de valores y actitudes propias de la Doctrina Social de la Iglesia para adquirir un compromiso personal de los hombres y mujeres en la inculturación de los valores del Evangelio en nuestra realidad social y eclesial.

Que nos capacitemos en la aplicación de los principios de reflexión, los criterios de juicio y las directrices de acción de la Doctrina Social Cristiana en nuestro ambiente particular para contribuir efectivamente a la promoción humana integral.

Frente a los cambios acelerados que está sufriendo nuestra sociedad, necesitamos no perdernos en ellos; sino conservar nuestra fe y nuestros valores y poder transmitirlos a nuestros hijos para que en la sociedad se conserven y se vivan y no crezcan en una cultura de muerte que conduce a todo tipo de abusos, a vivir antivalores y crear una sociedad donde reine la mentira y el odio, donde nos veríamos como enemigos unos de otros como en una selva, donde el más fuerte vive del más débil; vivir una cultura de vida, donde vivamos los valores humanos y cristianos, donde nos respetemos unos a otros, donde vivamos ese amor fraternal y nos veamos como hermanos, donde nos ayudemos unos a otros con un amor fraterno y solidario, donde hagamos un mundo habitable y pacífico que nos lleve al Padre.

Nos basaremos también en el Magisterio de la Iglesia, en particular en los últimos cien años donde los últimos Papas, en sus encíclicas han contribuido al pensamiento católico y numerosos Obispos han ayudado a profundizar la Doctrina Social de la Iglesia en todas partes del mundo, así como numerosos eruditos en todos los continentes del planeta.

Con la Doctrina Social de la Iglesia, se invita al hombre a descubrirse como persona trascendente, en todas las dimensiones de la vida, incluida la que se refiere a los ámbitos sociales, económicos y políticos. La fe lleva a su plenitud el significado de la familia que, fundada en el matrimonio entre un hombre y una mujer, constituye la célula primera y vital de la sociedad; la fe ilumina además la dignidad del trabajo que en cuanto a actividad del y hombre, destinada a su realización en los frutos que produce.

Rescata además la importancia de los valores morales, fundados en la ley natural escrita en la conciencia de cada ser humano, que por ello está obligado a reconocerla y respetarla.

Cáritas atiende a miles de desplazados por un ataque en el Congo lanzado por los ugandeses del Ejército de Resistencia del Señor.

Roma, miércoles 18 de marzo 2009 (zenit.org.).- Cáritas, la institución de ayuda de la Iglesia Católica, está asistiendo a miles de desplazados que ha provocado un ataquede los rebeldes ugandeses en la República democrática del Congo. Miles de desplazados han abandonado sus hogares en la localidad de Banda, situada a unos 500 Kms. De la ciudad de Bondo, en el territorio de Ango, en la Provincia Oriental de la República Democrática del Congo, tras un ataque armado de los militares ugandeses del Ejército de Resistencia del Señor (LRA, Lord´s Resistence Army) registrado en la madrugada del pasado domingo.

En una nota difundida por la Cáritas Congoleña, se señala que en la incursión perdieron la vida varios civiles, entre ellos un catequista de una comunidad local protestante. Además, alrededor de 200 personas fueron reclutadas a la fuerza por los rebeldes del LRA para transportar el botín incautado en la incursión. De acuerdo a la información facilitada por la Cáritas Diocesana de Bondo, los rebeldes ugandeses saquearon numerosas tiendas y almacenes, así como el centro de salud de una comunidad local de la Iglesia protestante.

Presas del pánico, miles de ciudadanos huyeron de la zona y han buscado refugio temporal en las inmediaciones de Dakwa y Amadi. El párroco del templo católico de Dakwa calcula que al menos dos mil personas han llegado a la ciudad. “Las mujeres, los niños y los ancianos han llegado desprovistos de todo”, afirma el padre Liévin Galakpio, secretario canciller del obispo de Bondo. Este prelado, monseñor Etienne Ung´eyowun, además de alertar sobre la necesidad urgente de prestar ayuda humanitaria a las personas que han llegado a Dakwa, ha hecho votos porque las condiciones de seguridad en la zona se restablezcan cuanto antes a fin de que los desplazados puedan regresar a sus hogares.

Ayuda de Cáritas a los desplazados

La Cáritas Parroquial de Dakwa ha puesto en marcha, con el apoyo de Cáritas Congoleña, un programa urgente de ayuda humanitaria para socorrer a los desplazados, además de abrir sus instalaciones para ofrecer albergue temporal a estas personas.

El mismo día en que tenía lugar esa incursión rebelde, el domingo 15 de marzo, tenía lugar la retirada oficial de las tropas ugandeses que, en el marco de la operación conjunta llevada a cabo con los ejércitos del la R.D. Congo y del sur de Sudán, habían entrado en el país para frenar las incursiones de los rebeldes del LRA.

Necesidades

  • Alimentos
  • Ropa, cobertores
  • Medicinas
  • Aparatos ortopédicos
  • Juguetes
  • ver más...

Misión, Visión, Valores

Conoce nuestros valores, objetivos y más.
Haz clic aquí

 
inicio  |  quiénes somos  |  historia  |  qué hacemos  |  pastoral social  |  necesidades  |  donadores  |   directorio   |   contacto